martes, 27 de noviembre de 2012

Historia de la lejanía, 52. Quinta Parte.



Quinta Parte


Espacio y majestad




René Magritte, La condición humana

* * *



Altura



Lo que cuenta en la distancia es el espacio.
El tiempo
ni siquiera existe cuando el oxígeno se difumina
y como un compás de muerte la sangre se detiene.
Nieve, alfombra de la soledad,
gélida forma reflejando el astro sol
como por encanto,
medio en serio, medio en broma,
en un deshielo que transcurre eterno cual poema,
en una caída que nunca termina
ni es completa.

Alto, más alto.
Hacia las cumbres que resuenan.
Hondo, muy hondo.
Mi corazón se encoge, el alma
se me ilumina.
Todo está siempre lejos,
mi sola mano lo abarca,
pero es aire, el mundo es aire, la realidad
etéreamente se me escapa.
¿Quién soy yo? ¿Quién
es este joven que habla?

Ayer joven, hoy durmiente,
mañana eco en las montañas.
Tengo frío, pero soy feliz
porque aún siento.
Todavía tengo una razón para vivir: llegar más lejos.
Subir más alto mientras desciendo más adentro.





ShareThis