miércoles, 30 de enero de 2013

El Silencio, 2.



2



Es roca, el talento, cuando brillando
nula muerte ronda los mares sin límite
de este calor de piel que sueña a la deriva
enrojeciendo.
Es dureza, amplitud, silencio,
la inteligencia cuando callando secretos a voces
se dictaminan principios o encuestas
vacías de significado y número.
Pura doxa, con manos ligeras, humo
de plata que rectifica, y gira en torno.
Dedos como guitarras que resbalan
y abriendo su pecho granado
iluminan lo que duerme oscuro.
Amagos de luz parpadeante, ojos entornados
y labios que en el aire se abren como risa.
Pétalos que se rompen en torno como niebla.




ShareThis