viernes, 19 de abril de 2013

El Silencio, 12.



12


Creen que nada espero de la vida
y por eso callo.
Pero no es cierto.
Yo
lo espero todo
– y por eso, estoy callado.
Pero llegará el día
en que rompa mi silencio,
y lo haré con voz muy queda,
hablaré con la voz muy baja,
susurros apenas,
sonrisas como palabras.
Diré lo que siempre dije
y también lo que no he dicho nunca.
Diré, al fin, palabras.
Diré susurros.
Caricias habladas.






No hay comentarios:

ShareThis