lunes, 20 de mayo de 2013

El Silencio. Segunda Parte.



EL SILENCIO




Giorgio de Chirico, La estación de Montparnasse.




 Segunda Parte

Búsqueda, melodía





16





Nadie puede callar para siempre.
Tampoco nadie puede, oscurecida la mirada,
negar siempre esta necesidad que desde un fondo apremia.
Luz al mirar, y al deseo
certeza.
Cualidad.
Belleza.
Quizá todo consista, al final, en buscar.
Y nacer con afán de búsqueda es, al fin, abrirse a lo desconocido.
Y aun ignorando busco, porque sé
que otros encontrarán donde yo abro meras posibilidades
de sentido.
Y pensar, y expresar, cada vez más atónito
una verdad que no es dogmática y por tanto
puede ser cierta o no, según el día.
O según la noche.
Pues esta noche es por fin limpia,
y brilla la luna,
y las estrellas cantan.
Cantan incluso las sombras.
Todo lo que antes callaba, canta.
Quizá baste con escuchar atentamente esa melodía:
y aunque nada oigo aún,
puedo sentirla.
Quizá baste, para mí, esta sencilla búsqueda.





No hay comentarios:

ShareThis