lunes, 9 de septiembre de 2013

El Silencio, 24.




24


El aprendizaje último, inicial,
quizá por ello el más complejo,
consiste en aprender a perdonar.
En ámbitos relativos,
Lo más difícil es siempre
perdonarse uno mismo.
Mas tenemos que aprender
si en efecto aspiramos a la excelencia.
Debemos equilibrar nuestra exigencia propia,
y disculparnos por nuestros errores,
por nuestras mentiras,
por nuestros desatinos.
Ser hombre no puede ser una ciencia exacta.
Extraviarse, equivocarse, dañarse, perecer,
como caer a un lado o huir del centro,
son también fragmento necesario de ese todo
que somos siempre y solamente nosotros.
Yo
me perdono.
Me perdono por no haber llegado aún
a ser el que seré.
Me perdono si no he sabido
transmitir mi verdad en el silencio.
Quizá algún día logre ser digno de mí.
Quizá muy pronto brille perfección en mi verso.
Quizá el futuro, como un suave manto
caiga cumpliendo esta mi redonda ambición.
Entretanto
me disculpo por todos mis fracasos.
Nobleza obliga.
Ansiar totalidad
también incluye asumir cuanto no teníamos previsto.






4 comentarios:

Fina Tizón dijo...

Hola, ¿qué tal estás, David?. Aunque los comentarios brillen por su ausencia, sigo leyéndote.
Me ha gustado esta entrada porque da mucho juego. Es interesante el tema; pienso que si no somos capaces de asumir primero y perdonárnos después, nuestras errores se pueden convertir en una lacra que nos impida avanzar. El pensamiento es libre pero débil y se puede corroer con el sentido de culpabilidad, claro que también existe un arma de doble filo en todo esto, porque tras el perdón a uno mismo puede suceder que se suavicen demasiado nuestras alertas internas y caigamos de nuevo en la misma red. Círculo vicioso. Pero, la cuestión es que somos humanos e imperfectos.

Un cordial saludo

Fina

Antonio dijo...

Me ha gustado mucho lo que escribe, por otra parte el blog es estupendo.

David Martínez Romero dijo...


Hola, Fina, cuánto tiempo. Gracias por escribir, y gracias por tus palabras.

Un abrazo,

David

David Martínez Romero dijo...


Hola, Antonio, bienvenido al blog, espero tener más noticias y comentarios suyos.

Un saludo,

David

ShareThis