domingo, 10 de noviembre de 2013

El Silencio, 31.



31


Quizá no haya forma de decir
lo más importante.
Quizá, sencillamente, sea imposible
decir lo que necesita ser dicho.
Y entretanto,
a solas
me recuesto, y me hablo
porque tengo miedo a olvidar que existo,
si callo.






ShareThis