viernes, 18 de julio de 2014

El Silencio. Cuarta Parte.




EL SILENCIO




Giorgio de Chiricho, El diálogo misterioso.




Cuarta Parte

Diálogos

hacia una filosofía del silencio





ÉL

No es el cansancio lo que a mí me impele
al silencio. La tarde es bella, y dura.

ELLA

Se ve en la noche el ruiseñor. No escucho.
El viento estos cabellos desordena. Mas no los míos.
Y la luna es fría.


VICENTE ALEIXANDRE,
 Diálogos del conocimiento






39

DIÁLOGO AÚN EN EL MUNDO DE LOS SUEÑOS


(No era música todavía, y sin embargo el espíritu, adormecido, irradiaba. Fina inteligencia antes de despertar, el Poeta, incapaz de decirse la verdad a sí mismo, se situó frente al espejo. Son siempre tristes los sueños en que decide el alma, a través de otra alma, romper su silencio.)


El Poeta:–      Camino entre despojos de recuerdos.
                     Es noche cerrada, y vierto lágrimas,
                     y lo más extraño de este callado llanto
                     es que, ahora, no recuerdo por qué lloraba…

La Sombra:–   ¿Vienes a mi mundo y traes contigo solamente tu tristeza?
                      Regresa a tu realidad, aquí hay ya demasiadas sombras…
                      ¿Sabes, al menos, por qué lloras?

El Poeta:–        Porque no encuentro belleza en la sabiduría.

La Sombra:–    Ciertamente, qué terrible es el conocimiento
                       que ningún beneficio le reporta al sabio.

El Poeta:–        Nada hay tan insoportable como la certeza.

La Sombra:–    ¿Y qué es propiamente lo que tú sabes?

El Poeta:–        Que he perdido algo que me fue precioso:
                       lo he perdido, o se me ha roto.
                       En cualquier caso, ya no sirve.
                       En cualquier caso, ya no es mío.

La Sombra:–    ¿Y pretendes recuperarlo?

El Poeta:–        Quiero recuperarme.

La Sombra:–     Habla, entonces.
      ¡Despierta!






 

2 comentarios:

Fina Tizón dijo...

Un incisivo diálogo, David; lástima que el sueño está llevando la delantera, mala forma de coger el toro por los cuernos...

Un afectuoso saludo y...disfruta del verano

Fina

David Martínez Romero dijo...


Hola, Fina, gracias de nuevo por tu comentario (todo sea dicho con un pelín de retraso...), pero he tenido el blog un poco dejado, aunque pretendo seguir publicando poemas en los próximos días.

¡Gracias por seguir ahí!

ShareThis